By: ec.europa.eu

El cambio climático constituye el mayor reto de nuestro tiempo. Es una oportunidad para construir un nuevo modelo económico.

El Pacto Verde Europeo estableció el plan rector de este cambio transformador.

Los 27 Estados miembros de la UE se comprometieron a conseguir que la UE fuera la primera zona climáticamente neutra de aquí a 2050. Para lograrlo, de aquí a 2030 se prevé reducir las emisiones en al menos un 55 % respecto de los niveles de 1990. 

Esto creará nuevas oportunidades de innovación y de inversión y empleo. Además:

Al mismo tiempo, garantizará que haya oportunidades para todos, apoyando a los ciudadanos vulnerables mediante la lucha contra la desigualdad y la pobreza energética y reforzando la competitividad de las empresas europeas.

Hacer que el transporte sea sostenible para todos

transport

Nuestra transición a una movilidad más ecológica supondrá un transporte limpio, accesible y asequible incluso en las zonas más remotas.

La Comisión Europea propone unos objetivos más ambiciosos para reducir las emisiones de CO2 de los turismos y las furgonetas nuevos:

Liderar la tercera revolución industrial

La transición ecológica ofrece a la industria europea una gran oportunidad de crear mercados para tecnologías y productos limpios.

Estas nuevas propuestas incidirán en el conjunto de las cadenas de valor de sectores como la energía y el transporte o la construcción y la renovación, y contribuirán a la creación de puestos de trabajo sostenibles, locales y bien remunerados en toda Europa.

  • De aquí a 2030, podrían renovarse 35 millones de edificios.
  • De aquí a 2030, podrían crearse 160 000 empleos verdes adicionales en el sector de la construcción.

Se espera que la electrificación de la economía y el mayor uso de energías renovables generen más empleo en estos sectores. El aumento de la eficiencia energética de los edificios también supondrá la creación de puestos de trabajo en la construcción y habrá una mayor demanda de mano de obra local.

Queremos preservar nuestra ambición climática, evitando que la competencia desleal de terceros países socave los esfuerzos de nuestra industria por reducir las emisiones.

Por consiguiente, la Comisión propone un mecanismo que garantice que, incluso aunque procedan de países con normas climáticas menos estrictas, las empresas que deseen exportar sus productos a la UE también tengan que pagar un precio por el carbono.

Limpiar nuestro sistema energético

energy

Reducir las emisiones de gases de efecto invernadero en al menos un 55 % de aquí a 2030 requiere una mayor proporción de energías renovables y una mayor eficiencia energética.

La Comisión propone aumentar al 40 % el objetivo vinculante relativo al aporte de fuentes de energía renovable en la combinación energética de la Unión. Las propuestas promueven la adopción de objetivos adicionales en lo relativo a los combustibles renovables, como el hidrógeno, en la industria y el transporte.

Además, la reducción del consumo es esencial para que disminuyan tanto las emisiones como los costes de la energía para los consumidores y la industria. La Comisión propone aumentar los objetivos vinculantes relativos al ahorro energético a escala de la UE, a fin de lograr una reducción total del 36 % de aquí a 2030:

  • un nuevo objetivo del 40 % de renovables de aquí a 2030
  • un nuevo objetivo de eficiencia energética del 36 % para 2030.

El sistema fiscal para los productos energéticos también debe apoyar la transición ecológica, ofreciendo los incentivos adecuados. La Comisión propone armonizar los tipos impositivos mínimos para calefacción y transporte con nuestros objetivos climáticos, mitigando al mismo tiempo el impacto social y apoyando a los ciudadanos vulnerables.