By: ecovant.com 4 de Enero de 2021

El Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico ha lanzado una convocatoria dotada con 250 millones para el impulso de la cadena de valor del hidrógeno renovable, utilizado para la fabricación de componentes, prototipos de nuevos vehículos o proyectos de electrolizadores para producir hidrógeno renovable a gran escala.

Energías limpias

Así se recoge en la orden publicada este viernes en el Boletín Oficial del Estado (BOE), que detalla una de las primeras cuatro convocatorias de ayudas del Proyecto Estratégico para la Recuperación y Transformación Económica de Energías Renovables, Hidrógeno Renovable y Almacenamiento (PERTE ERHA).

Se trata, según han explicado desde el Ministerio, de «un completo programa de instrumentos y medidas para desarrollar tecnología, conocimiento, capacidades industriales y nuevos modelos de negocio que refuercen la posición del liderazgo de España en el campo de las energías limpias».

«Estas primeras líneas de ayuda están dotadas con 500 millones de euros ampliables, destinados a fomentar el hidrógeno renovable, el almacenamiento energético y las comunidades energéticas», han señalado.

Esta orden, añaden, se sometió a audiencia pública entre el 25 de noviembre y el 3 de diciembre. Durante ese proceso recibieron 83 alegaciones, que cubren aspectos tanto de la orden como de la futura convocatoria.

«Del total de aportaciones, se han incorporado a la orden cuestiones relativas al aumento del alcance de las tipologías de actuación, cierta flexibilización de los requisitos, responsabilidades aplicables a algunos beneficiarios (por ejemplo, agrupaciones) y referencias explícitas a centros tecnológicos, así como aspectos de instrucción del procedimiento en caso de la clasificación de solicitudes», han añadido.

Los criterios para la adjudicación de ayudas

Estas ayudas se otorgarán en régimen de concurrencia competitiva y serán gestionadas por el Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDEA). Los proyectos deberán respetar el principio de «no causar un perjuicio significativo» al medio ambiente y las ayudas se instrumentarán como una subvención a percibir por el beneficiario, con carácter definitivo, una vez se verifique la ejecución del proyecto y se acrediten los costes subvencionables incurridos.

La adjudicación de las ayudas se realizará atendiendo a las características técnicas, la financiación privada, la viabilidad y el impacto del proyecto así como las externalidades, como el impacto en zonas de transición justa o las emisiones abatidas.

El Ministerio ha incidido en que mediante el despliegue de este mecanismo de ayudas se avanza en la consecución de los objetivos de la Hoja de Ruta del Hidrógeno, un documento estratégico para impulsar el hidrógeno renovable.

Transición justa, creación de empleo e innovación

 

«Entre otros objetivos, se aspira a alcanzar una potencia de electrólisis de 300 MW a 600 MW en 2024 y de 4 GW en 2030, un 10% del objetivo comunitario, lo que demuestra la ambición de nuestro país para ser un actor fundamental dentro del contexto europeo», han apuntado.

Así las cosas, el PERTE ERHA movilizará una inversión superior a los 16.300 millones de euros, entre aportaciones del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia (PRTR) y fondos privados. Con carácter general, los fondos se otorgarán mediante convocatorias de concurrencia competitiva para seleccionar los mejores proyectos.

En este sentido, se tendrá en cuenta la participación de Pymes, el impacto sobre la cohesión territorial o la transición justa, la creación de empleo o la innovación. Y se dará prioridad la inversión a corto plazo que sea compatible con la consecución de las metas fijadas a medio y largo plazo.

Abrir chat